Monday, April 15, 2019

Acampando en Jasper Parque Nacional


Amo la naturaleza, y siempre que tengo oportunidad salgo a dar paseos al bosque, pero nunca había tenido la oportunidad de acampar entre las montañas, hasta que visite a mis hijas en Alberta, y fuimos a el Parque Nacional Jasper en las Montañas Rocosas, y las memorias de esta maravillosa experiencia se han quedado grabadas para siempre en mi corazón. 



Aprendí dos cosas muy importantes:  El respeto a la naturaleza.  Al estar rodeada de bosques, montañas majestuosas, ríos, lagos y poder admirar las estrellas en una noche clara, su inmensa hermosura me hizo sentir como una diminuta parte de un vasto universo en constante movimiento, y mi corazón simplemente se lleno de humildad y gratitud por formar parte de el.  




Y: Convivencia con la familia.  Cuando estoy en la naturaleza siento que puedo olvidarme de todo, al estar rodeada de tanta belleza y lejos de las distracciones diarias, nos permitió a mis hijas y a mi, disfrutar de cada momento que pasamos juntas, la felicidad y las risas envolvieron el ambiente y nos regocijamos haciendo cosas tan simples como caminar por el bosque,  sentarnos junto a la fogata para platicar o tan solo para asar bombones, esto me dio una paz tan inmensa que no puedo describir. Las cosas mas sencillas de la vida son las que me hacen sentir mas dichosa y completa.










El Parque Nacional Jasper en las Montañas Rocosas canadienses comprende una vasta área silvestre de la provincia de Alberta definida por glaciares, lagos y picos como el Monte Edith Cavell de 11,033 pies de altura. El Icefields Parkway, una carretera de la ciudad de Jasper, pasa por un bosque sub-alpino y el inmenso campo de hielo de Columbia. Las actividades al aire libre son como el senderismo, el acampar y el esquí son populares. La fauna nativa incluye alces, alces, borregos cimarrones y osos.

¿Has ido de campamento alguna vez? ¿Cuál fue tu experiencia?

1 comment:

Mariette VandenMunckhof-Vedder said...

Dearest Laura,
So happy for you for having been to Jasper and that together with your daughters must have been almost a triple blessing!
Yes, it is a peaceful and calming nature where one constantly is in awe.
It makes us feel closer to our Creator too, while admiring so many little and big miracles around us.
Thanks for capturing several on camera for others to enjoy.
Hugs,
Mariette